About this blog


Estamos hechos de palabras.

Palabras que hemos escuchado, hemos dicho, hemos tratado de olvidar, hemos querido decir, hemos vuelto a pronunciar.

Hechos de una historia más narrada que vivida. Porque nuestra historia no es nuestra historia, sino lo que contamos de ella y, así, terminamos convencidos de que es la nuestra.

Datos personales

lunes, 25 de octubre de 2010

Decir adiós es un sofisma


VIERNES 12 DE MARZO DE 2010
Decir "adiós" es un sofisma
He dicho adiós a tanto y tantas cosas...
he dicho adiós, por ejemplo, a ciertas amapolas,
a unos jazmines que no llegaron,
a la primera versión de la dulzura,
a tierras que amé,
a ríos que no crucé ni cruzaré.
He dicho adiós en los andenes,
en las veredas,
detrás de los cristales,
al borde de escaleras,
al otro lado de las almohadas.
He visto por última vez
las Sierras de la Ventana,
La Isla de los Patos,
La Plaza del Sol,
Las sombras largas en un campo de golf en cuyos postes
mil lechuzas anunciaban noche en Villa Allende.
He querido creer que me despedía en ese adiós y
simplemente se trataba de una letanía
repetida como un mantra, como una plegaría,
como una memoria
que todo lo devuelve,
que todo lo conserva y
que nada desecha.
Yo, como tantos, he dicho adiós
pretendiendo que la palabra se llenara de olvidos...
Ahora, acaso, recuerdo tanto o más cada adiós
y cada uno de los olvidos.

ENTRADA ORIGINAL y COMENTARIOS: http://lunaalreves.blogspot.com/2010/03/decir-adios-es-un-sofisma.html

8 comentarios:

Alejo dijo...

Duele más el recuerdo que el olvido. La memoria, que nos ha dado el don de la humanidad, nos privó de la eternidad, del presente constante de los conejos

Anónimo dijo...

Nos privó del eterno ahora de los Masai... entre otras coas.
Qué privilegio y qué condena. Por otro lado, en nada me interesaría ser Funes el memorioso!

alvarodrv dijo...

Estoy de acuerdo en lo de que duele más el recuerdo que el olvido, pero pensar que podría olvidar me resulta todavía más doloroso. Preciosos versos.

Nati dijo...

Me alegra que hayas regresado para , aunque sea en la distancia, conversar de alguna manera. Bonitos versos para expresar todo lo que nos puede hacer sentir la memoria. Yo quiero recordar, aunque duela, todo lo que pueda antes de que se me gaste la memoria...
Bss

Maria Paula Villanueva dijo...

Nati, estoy convencida y lo repito casi siempre: extrañar, por ende, "recordar" es la certeza de haber amado, entre otras cosas. Yo también elijo la memoria que es una de las formas del crecimiento.
Un beso grande!

Gladys Acha y Sergio Soler dijo...

Luego de mucha ausencia, volvimos. Y nos encontramos con esta palabra que habla de la ausencia y el recuerdo.
Nos hemos sentido tan bienvenidos, que nos retiramos con la certeza de la palabra hecha acción.
Gracias, maría

Anónimo dijo...

Jamás la palabra "adiós" se llenará de olvidos, lo que sucede es que no somos concientes de eso.
Me hace bien pensarlo!
Gracias por la poesía en todas sus formas!

L.G. dijo...

No olvides jamás, ahora ni nunca.
Sabés porqué? se nos va la vida...
Y yo te juro, me animo.
En serio me animo.
Pero deberías saberlo: se nos va la vida.
Frente a eso, solo queda jugar. Fuerte.
Como siempre.

Publicar un comentario