About this blog


Estamos hechos de palabras.

Palabras que hemos escuchado, hemos dicho, hemos tratado de olvidar, hemos querido decir, hemos vuelto a pronunciar.

Hechos de una historia más narrada que vivida. Porque nuestra historia no es nuestra historia, sino lo que contamos de ella y, así, terminamos convencidos de que es la nuestra.

Datos personales

miércoles, 22 de junio de 2011

¡Ay, tristeza oscura!

¡Ay, tristeza oscura!
Creí que amanecía
Luego de siglos de noche infinita.
Apagué las velas, soplé la llama de los candiles,
Me levanté a tientas y
Abrí los postigos.
Enceguecida de fulgores busqué otra candela
Y ya no fui capaz, siquiera,
De saber encenderla.
¡Tristeza oscura,
Resplandor obsceno,
vastedad de tormenta!

M. P.V.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuántos aguardamos la llegada de la luz.
Sublime, querida, como siempre!

Goathemala dijo...

La oscuridad absoluta que parece más emanar de dentro que ser una constatación externa. La pérdida de la memoría y la esperanza de luz. Me gustó mucho, lo de "enceguecida de fulgores" es excelente , un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Hermosísimo poema, paula. Esa luz que no acude a nuestra llamada, esas manos que no responden, ese corazón hundido en la tristeza. Qué manera más maravillosa de expresarlo. Un abrazo.

Maria Paula Villanueva dijo...

Esa luz que no acude, Isabel; esa memoria que se pierde, Goathemala, son la misma extraña cosa que hace que, a veces y sólo a veces, confundamos la luz del relámpago con la llegada del día.
Un abrazo!

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Paso por aquí, leo miro aspiro y caigo envuelto en un silencio que me invita a profundizar en esta hermosura.
Gracias por acariciar los silencios con tan bellas palabras y dejarnos contemplar ese acto.
Te sigo!!
Besos,
Rubén.

23 de junio de 2011 14:42

Maria Paula Villanueva dijo...

Gracias, Rubén por tus palabras!

Anónimo dijo...

Tristeza que enternece y mueve a la protección, Paula.
Misteriosa forma de nominarla, genialidad de verla y comprenderla.
Seguiré leyéndote .

victor dijo...

La tristeza en usted es tan blanda como palpar las nubes en una noche de luna llena y estrellas fugaces.La tristeza suele ser eterna en un presente , y un lapsus en el futuro.

Eduardo Vidal Hernando dijo...

Recibiste el PREMIO SUNSHINE AWARD, nominado por
htt://eduardovidalhernando.blogspot.com/ENHORABUENA

Las reglas del premio :
1- Agradecérselo a quién te lo ha dado
2- Escribir un post sobre ello
3-Entregarlo tú mismo a 12 blogs que consideres que se lo merecen
4- Poner un enlace de los blogs premiados
5- Mandar un correo o comunicado informándoselo

imagen:
http://2.bp.blogspot.com/-DYP7Cfa2jug/TfuDJxLhejI/AAAAAAAAA1Y/NCAlwuYP4vw/s1600/premiomio%255B1%255D.jpg

Maria Paula Villanueva dijo...

Victor, gracias por alivianar el concepto de la pena volviéndola blanda y fugaz!
Un abrazo!

Maria Paula Villanueva dijo...

Eduardo, qué gentil de tu parte dedicar esta nominación a mis poesías.
Felicitaciones a vos y un abrazo grande!

Anónimo dijo...

Una abuela árabe (que tenía los ojos más lindos del mundo) me dijo hace algunos años ya: "hijo, es inútil que huyas, tu destino ya ES... podrás esconderlo, distraerlo o simularlo; hasta podrás en materia, sólo en materia, construirte uno distinto. Pero eso si, no aguardes serenidad ni calma; tu alma y tu espíritu transcurrirán entre vientos, sombras y mareas para recordarte -una y otra vez- que tu destino aún no amaneció..."

Antonio Ahumada dijo...

Gracias por tus comentarios acerca de mi trabajo de ilustración ...también me acercaré a tus palabras...cariños

Anónimo dijo...

Si ser lo mismo es virtud,
vos sabés bien que también es quietud,
no hay que viajar a otra dimensión,
para escuchar lo que suena mejor, dentro tuyo.
Vas a bailar, como si nadie te estuviera viendo.
Vas a bailar, porque no hay otro que este momento...
(Andrés Ciro)

Publicar un comentario