About this blog


Estamos hechos de palabras.

Palabras que hemos escuchado, hemos dicho, hemos tratado de olvidar, hemos querido decir, hemos vuelto a pronunciar.

Hechos de una historia más narrada que vivida. Porque nuestra historia no es nuestra historia, sino lo que contamos de ella y, así, terminamos convencidos de que es la nuestra.

Datos personales

jueves, 19 de mayo de 2011

Primavera Árabe


“Primavera árabe”;
“Odisea al alba”;
“Revolución de los jazmines”.
Si oyera Homero
Los nombres de la guerra.
Aún cantan las sirenas promesas de vestales
Escondidas en las maderas naufragadas.
Es posible la muerte en primavera?
De mañana despiertan en Cartago los jazmines
Y hacen su revolución perfumada.
Sidi Bou Said es, ahora, un sueño
De ventanas azules y casas blancas
Donde los hombres me regalaban alhajeros de esmalte,
Donde compramos mantas de arena,
Donde conseguí la tela bordada con espejos
Que cuelga en el living de casa y,
Por las noches, llena de estrellas
La oscura penumbra de la sala.
Odisea al alba, revolución blanca,
Primavera arábiga.
No hay verano después de estas palabras;
No hay calles, no hay niños,
No quedará ni el recuerdo tiránico
Ni habrá nada.
Y cantan aún las sirenas
Y se tiñe de rojo el Mediterráneo
Y me sumerjo, desentendida, en sus aguas
Y temo las imágenes escondidas
Entre las algas.

María Paula Villanueva

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Como algo tan triste puede ser sonar tan hermoso? Como pueden elegir esos nombres que hacen sonar las campanas tan heroicas! como... Ni estando tan cerca fisicamente del sitio, o cerca mentalmente con alguien que estuvo ahi lo logramos entender. Habra una explicacion?
Que manera de expresarte que tenes!
Un coral en el mediterraneo.

Anónimo dijo...

lo encuentro diferente de lo demás que has escrito, y lo supera ... en mi opinión, es superior....Gabi

Maria Paula Villanueva dijo...

Gracias por el comentario, Gabi!
Será que uno se supera o que los temas te superan y arrnacan textos distintos, si son superiores entonces mucho mejor. La tristeza lo amerita, no?

Anónimo dijo...

Es un texto tan bueno que me gusta y me provoca espanto a la misma vez.
Saludos desde Colombia!

Anónimo dijo...

COMPARTO EN QUE TE SUPERAS EN CADA ESCRITO. SIEMPRE HE ADMIRADO DE MODO DE DECIR,ESTA VEZ ME DUELE PENSAR QUE EL MEDITERRÁNEO ESCONDA TANTOS OLVIDOS.
HAY GENTE QUE NI SE SABE QUE SALIÓ, MENOS SE SABRÁ QUE NUNCA LLEGÓ A LAS COSTAS EUROPEAS. ES TERRIBLE, Y NADIE DICE NADA. LA POESÍA ES LA ÚNICA QUE DENUNCIA, EN SERIO!!!!!
ISABEL

Anónimo dijo...

Porqué habrán pasado a la historia como seres adorables, las sirenas?
Siempre, siempre engañan a pesar de que uno crea en su canto, por ingenuo, por cándido... Igual son bellas, como las lindas ilusiones.
javier

Goathemala dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras en mi espacio que me caen en un momento que podríamos comparar al de la lluvia sobre un cultivo agostado.

Leí los datos personales de tu perfil y alegre pasé de tus divertidas palabras a un tema de actualidad tan palpitante. Me gusto las asociaciones de palabras y el tono de los versos.

También te seguiré, un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Una evocación maravillosa en ese mar de culturas diversas que es nuestro Mediterráneo que encierra tantas historias y tantas penas. Precioso, paula. Un abrazo.

Maria Paula Villanueva dijo...

Gracias Isabel, como todo y siempre, el lado luminoso y oscuro están en la misma luna.
Un abrazo!

Publicar un comentario