About this blog


Estamos hechos de palabras.

Palabras que hemos escuchado, hemos dicho, hemos tratado de olvidar, hemos querido decir, hemos vuelto a pronunciar.

Hechos de una historia más narrada que vivida. Porque nuestra historia no es nuestra historia, sino lo que contamos de ella y, así, terminamos convencidos de que es la nuestra.

Datos personales

sábado, 7 de mayo de 2011

Canto de amor en primavera

Será que te espero y es primavera
y los pájaros cantan en dialecto siciliano
y las Santa Ritas vuelven a encandilar en rosa
y los azahareros entran por la ventana abierta
y el mar es una mancha azul
donde desfilan barcas celestes y blancas.
Será que estoy feliz,
que bien vivido
ha sido lo vivido,
con sus noches despiertas,
con sus sueños negros,
con estos ojos que no descansan ni dormidos.
Será que te encuentro
detrás los abismos
y me sabes a vuelo, a pájaros, a nidos.
Siempre,
y a pesar del cauce de los ríos.
Siempre,
y contra vientos alisios.
Siempre,
y caminando las bifurcaciones
con certeza de camino.
O será que simplemente
tengo un buen día.
Una sencilla cuestión de primavera:
un ramo de gatitos apenas nacidos
que me miran con ojos de mañana,
dos lagartijas cruzadas por la acera,
mi perra dormida en su manta violeta,
mis desvelos que se han dormido,
mis sueños que se acercan,
la espera que nada espera.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Y nada, que querés que te diga. Ocurre que hay lecturas, músicas, circunstancias que te sacuden hasta lo mas profundo, son esas que en lo personal me enmudecen hasta no poder desplegar una palabra, una lágrima, --tu lo sabes bien-- y esta es una de las tantas, hasta que por fin reacciono y me digo que lo reparió exhalando un suspiro que no se si es el que deja escapar la emoción o el que lucha para que ello no acontezca.
Hace falta.......

Maria Paula Villanueva dijo...

Gracias por las palabras, me llenan de alegría! Una persona que no conozco ha comentado esto vía e-mail. Ha hecho una lectura hermosa y profunda. La poesía, por suerte, sigue teniendo lectores y los escribientes nos sentimos vivos cuando esto sucede.
Hace falta...

Anónimo dijo...

Qué precioso! Gracias por tu poesía de siempre!
Lore

Anónimo dijo...

Y me sabes a vuelos, a pajaros, a nidos.
Me sabes a vida, a pasados, a todo... a mares naranjas, a espigones, a dunas.
Segure siguiendote!

Anónimo dijo...

Siempre y caminando las bifurcaciones con certeza de camino... Será siempre así? Cuánto miedo tenemos cuando caminamos!
Un abrazo!
Te sigo

Anónimo dijo...

Què lindo y dulce estilo de escribir, finalmente la primavera llegò y el Etna expresa su emociòn atraves de cenizas.
Te quiero.
Una conifera...

Maria Paula Villanueva dijo...

GRACIAS, mi Conifera!
Te quiero tanto...

Anónimo dijo...

Por si gusta de los aljibes y las tardes inundadas de patio, estrellas y jazmines, le acerco a un Borges inmaculado, atentamente.

Un patio (JLB)

Con la tarde
Se cansaron los dos o tres colores del patio.
Esta noche, la luna, el claro círculo,
No domina su espacio.
Patio, cielo encauzado.
El patio es el declive
Por el cual se derrama el cielo en la casa.
Serena,
La eternidad espera en la encrucijada de estrellas.
Grato es vivir en la amistad oscura
De un zaguán, de una parra y de un aljibe.

Publicar un comentario