About this blog


Estamos hechos de palabras.

Palabras que hemos escuchado, hemos dicho, hemos tratado de olvidar, hemos querido decir, hemos vuelto a pronunciar.

Hechos de una historia más narrada que vivida. Porque nuestra historia no es nuestra historia, sino lo que contamos de ella y, así, terminamos convencidos de que es la nuestra.

Datos personales

viernes, 12 de noviembre de 2010

El último día



Yo creo que enloquecer
Es sólo una decisión
Que estoy demorando un poco.
Creo que bastaría con decir:
“Hoy fue el último día,
Mañana despertaré en otro plano
Lleno de margaritas silvestres
Y limoneros con azahares perfumados
Y tendré violetas en el cabello,
Más largo que siempre,
Y sonreiré de ver cómo el cielo es rosa al mediodía”.
Yo creo que alcanzaría con firmar el último contrato
Con el desgaste de los días,
Con las horas vacías,
Con los segundos de hastíos profundos
Y soledades abismales
Y desconciertos ante la hipocresía
Y rubricar con lacre y trementina
El instante agónico de la espera
que ha perdido todo sentido
y me rasga con dedos sutiles y uñas ásperas
mientras me veo aquí, tan volcánica y sin lava,
tan sin Pompeyas para tapar con nauseas etneas…
Creo que la locura
Será siempre un destino complaciente,
Como los imposibles o las pesadillas.
Creo que mañana por la mañana
Sería un buen día para decir Basta
Y darle una canción de cuna a la niña
Que vuelve a esperar y sueña
En algún campo de Saavedra,
Bajo las palmeras descascaradas de un parque que huele a laurel,
Sobre la higuera con gotas de miel.
Voy a bañarme en el agua del tanque,
Voy a recoger verbenas,
Voy a besarlas a ellas,
Voy a amarlo entre sábanas rosas-naranjas,
Voy a olvidar que he pretendido,
Voy a fingir que no he querido
Sentir estos deseos de ser otra
O yo misma
O yo entera: la que soy, la que ha sido, la que han visto…
Mañana será un buen día
Y será otro día.

M. P. V.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta! es la que mas me gusta de todas, ya conoces mi estilo, te faltó poner que te encontras con arcoiris de mashmalows, y sapos color rosa nadando en un rio violeta mientras llueven mariposas blancas como copitos de nieve!
tu pequeño clon.

Anónimo dijo...

Qué bonito Pau! Y hoy también es un buen día para despertar. Besos. Fernanda

Anónimo dijo...

Tranquila madame, tranquila, no olvide que las cartas de amor envejecen sino son leidas...

Anónimo dijo...

Me encantó ! te felicito por escribir tan preciso y bonito, me quedo con "mañana será un buen día" Gracias !!

Anónimo dijo...

Infinitas son las puertas de la vida. Es muy probable que una de ellas sea la que nos conduce hacia la locura: como resistir entonces a ese intenso impulso de golpear con todas nuestras fuerzas implorando que nos abran?
Tu debes saberlo bien, la esencia de las personas mas maravillosas se resisten a vivir en si mismas, no encuentran descanso ni tregua en su propio cuerpo, buscan un lugar para honrar la vida, un lugar donde puedan amar hasta el dolor.
Por eso es que se me ocurre insinuarle lo siguiente: vuelva a banarse en el tanque, recoja verbenas, beselas, sonria en ese, su otro plano de margaritas silvestres y llenese de violetas, de violetas azules, su largo cabello y sumerjalo en el aljibe pues alli (en el fondo) es donde descansan esos deseos inconfesables de ser otro. Glorifiquese. Enloquezca con ganas, intensamente, con alegria, sin guardarse nada, hasta sentir que, si desde alli se puede amar intensamente, hasta el dolor, habra valido la pena.

Anónimo dijo...

La locura será siempre un destino complaciente, como los imposibles o las pesadillas...
Hay veces en que tengo tantas ganas de amanecer bajo un puente, sin nada ni nadie a quien deberle nada.
Sabio lo suyo, como siempre.
Un abrazo venezolano!

Anónimo dijo...

Me gusta! muy bueno.

Mónica Alvarez Lama dijo...

María Paula:
me alegra que tengamos raíces en común.Gracias por leerme en mis blog.

Me alegra que escribas bellos poemas porque de esta forma colaboras a que el mundo sea mejor.
El mañana se avizora esperanzador y por supuesto que será un día diferente porque todos los días son diferentes.
Un abrazo afectuoso y te estaré siguiendo
Saludos desde Chile

Anónimo dijo...

Un día golpearé con toda la fuerza de mi alma las puertas de la locura y gritaré exausto de felicidad: Estás ahí?

Anónimo dijo...

el mañana y la locura es y va ser un escape para quien realmente necesitamos un espacio para el alma

eLzO dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog.

Una canción que podría ir como banda sonora a esta magnífica entrada: "Mañana será otro día" del Hombre gancho

Repito gracias

Goathemala dijo...

Sencillamente excepcional. Por qué será que se identifica uno con significados que muchas veces los escribe gente que ni conoces en situaciones que no llegas a imaginar. ¿Qué extraño sortilegio es el de las palabras? ¿Es que nos duele ser humanos?

Maria Paula Villanueva dijo...

Goathemala: Gracias infinitas por tu paso por el blog y más que nada por tus palabras!
Como diría Borges: Al leer un poema tenemos la sensación de que ya preexistía en nosotros, que de algún modo nos pertenecía.
y si nos dule ser humanos? Sí, casi siempre. Citando ahora a Neruda: "Sucede que me canso de ser hombre" (mujer en este caso, humanos en todos).
Nos seguimos leyendo!

Anónimo dijo...

A ese "yo poético tan maravilloso" le digo que no sé si es locura desear ser otra para recoger y besar verbenas. Los imposibles son quienes nos hacen andar y desandar la vida. Los persigo aunque vuelvan a escaparse al tocarlos con mis dedos. Esta poesía es hermosa, Paula, como tantas otras. No puedo dejar de pensar en Alejandra Pizarnik: "la rebelión consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos". Un abrazo desde tu Argentina, Centenario, NEuquén. Adri.

Maria Paula Villanueva dijo...

Gracias, Adri!
Una vieja poesía mía termina diciendo: "Y me preguntaré si soy la del epitafio o la de adentro; lo que he sido o lo que he creído".
Ése es para mí el dilema, cuál de todas soy...
Me hacen feliz tus palabras desde ese sur que tanto amo. La referencia a Alejandra es todo un halago!!!!

Publicar un comentario